Karibu

Padre AntonioAntonio Díaz de Freijo, Director 

Karibu, Amigos del pueblo africano, es una Asociación con fines humanitarios, sin ánimo de lucro, sin inspiración política, ideológica o religiosa. Karibu es una palabra en lengua swahili cuyo significado en nuestro idioma -bienvenido- define perfectamente el espíritu que marca la labor de cuantos trabajamos aquí.

La Asociación fue creada por un grupo de personas, vinculadas con el continente africano por diversas razones, que vivimos muy de cerca la llegada de los primeros africanos a nuestra ciudad a finales de los 80. Fuimos testigos de la incapacidad de nuestra ciudad para afrontar este nuevo y desconocido fenómeno de la inmigración, y de la pasividad de los responsables sociales para buscar soluciones decididas. Esta actitud condujo a graves situaciones de marginación que desembocaron en los lamentables sucesos de 1990, cuando grupos de subsaharianos se instalaron en los bajos de Plaza de España y en las naves de Méndez Álvaro por carecer de un lugar dónde vivir.

A partir de ese momento sentimos la obligación de movilizarnos para asumir la tarea de ayudar a aquellas personas que llegaban con lo puesto, sin ropa adecuada a nuestro clima, sin comida, sin un techo bajo el que cobijarse.

El 14 de enero de 1991 nos constituimos como Asociación, inscrita en el Registro de Asociaciones de la Comunidad de Madrid con el número 10.951. Es más tarde, en el año 1995, cuando Karibu pasa a ser declarada Entidad de Utilidad Pública.

Desde su fundación, la Asociación Karibu, Amigos del Pueblo Africano, ha desarrollado su actividad como organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, independiente, aconfesional y apolítica, permaneciendo fiel a los fines con los que se creó que, como figuran es sus Estatutos, son:

"...afrontar en el ámbito de la Ayuda Humanitaria y de la Integración, las necesidades de los Inmigrantes y Refugiados más desprotegidos del África subsahariana en la Comunidad de Madrid, también apoyar actividades de desarrollo en los países de origen...".

También es para nosotros indispensable la defensa de los inmigrantes en todas aquellas ocasiones en las que se atente contra su dignidad y en las que es perseguido por el hecho de ser extranjero, por el color de su piel.

Al mismo tiempo, queremos reivindicar el reconocimiento de la aportación de los inmigrantes al bienestar de nuestra sociedad y al desarrollo de sus países de origen con el envío de divisas.

En la actualidad Karibu es un centro en el que numerosos voluntarios trabajan por la integración de estas personas, ofreciendo protección humanitaria integral que abarca todos los aspectos de la vida diaria: sanidad, trabajo, alimentación, asistencia jurídica, formación... Así, Karibu se ha convertido en el punto de referencia y de encuentro para los inmigrantes subsaharianos que llegan a nuestra Comunidad y para los que han conseguido integrarse.

El paso de los años nos da una perspectiva esperanzadora de nuestro trabajo al contemplar cómo muchos de los que llegaron sin nada son hoy miembros de pleno derecho de nuestra sociedad, ayudando a los que hoy se ven en igual situación y enriqueciéndonos con su cultura.

Queda mucho por hacer. Debemos seguir trabajando para conseguir mas y mejores vías de integración, en la defensa de los mas débiles, los menores, las mujeres con niños, los enfermos, los indocumentados …y para ello contamos con el apoyo de muchas personas e instituciones que colaboran con nosotros.



Gracias a todos.